Tratamientos

Rejuvenecimiento Facial

Dermoabrasión con punta de diamante

La Microdermoabrasión con punta de diamante es un procedimiento de peeling mecánico, controlado, que sin dolor permite exfoliar las capas exteriores de la piel por medio de cabezales descartables.
Estas puntas descartables permiten una higiene total ya que se cambian después de ser aplicados a cada paciente y por la misma razón mantienen sus propiedades abrasivas intactas en cada aplicación maximizando la acción. La eliminación de células muertas (capa córnea), que restan luminosidad, promueve la regeneración celular acelerando el proceso fisiológico de renovación de la piel, incrementando la producción de colágeno y con ello la elasticidad.
La intensidad de la abrasión estará determinada por la granulometría del cabezal usado, la intensidad de la succión y la presión que ejerza el operador sobre el cabezal. Según se combinen estos factores quedará determinada la profundidad de la abrasión

Beneficios:
Los cabezales descartables son hipoalergénicos que vienen en forma de sticks autoadhesivos que se pegan al cabezal cromado. Esta innovación permite que se puedan descartar después de cada uso manteniendo intacto su poder de abrasión en cada nuevo tratamiento ya que no existe desgaste del material


Aplicaciones:
• Cicatrices o secuelas de acné
• Líneas finas en la piel
• Surcos gestuales
• Piel deshidratada (querosis)
• Pieles seborreicas
• Cicatrices menores
• Envejecimiento, Fotoenvejecimiento cutáneo
• Estrías