Tratamientos

Estética corporal y facial

Ondas rusas e interferenciales

Las corrientes Interferenciales se caracterizan por tener una marcada acción excitomotriz, lo cual estimula la musculatura en profundidad. se utilizan para el fortalecimiento muscular (especialmente para la flaccidez), favorecen el retorno venoso, estimulando la circulación, poseen un marcado efecto analgésico que persiste más allá de finalizada la sesión y que se va potenciando con el correr de las sesiones.
Los músculos que con mayor frecuencia se eligen para tonificar y modelar son los glúteos, abdominales y aductores.

Las corrientes Rusas consisten en la aplicación de corrientes de gran profundidad de acción donde la intensidad de trabajo varía constantemente y en forma oscilatoria.
Las corrientes rusas están conformadas por una especial forma de onda y frecuencia, que es capaz de alcanzar músculos por detrás de gruesos tejidos adiposos o musculatura muy profunda con grados de extrema flaccidez y hacerlos trabajar con mucha intensidad. se emplean para tonificar y modelar grandes masas musculares. Tienen la capacidad de producir hipertrofia muscular lo que representa una herramienta importante en aquellos tratamientos cuyo objetivo se centra en la tonificación de los músculos fláccidos o en la modelación del contorno corporal. Son importantes también para la los tratamientos pre y post parto.
Recomendado a pacientes con adiposidades localizadas, celulitis (PEFE) y flaccidez.